Los artículos seleccionados están disponibles en formato de texto. 2018Fall-sp

Artículos seleccionados:

Tienen todo lo que necesitan. Cómo usar cosas domésticas para la intervención temprana

Los niños aprenden y se desarrollan jugando, pero ¿significa eso que hay que gastar mucho dinero en juguetes caros? No. Al contrario, los mejores juguetes son a menudo cosas comunes del hogar. Los niños pequeños aprenden mejor cuando están en ambientes naturales con las personas y los materiales que ya conocen. Los proveedores de la intervención temprana pueden usar este principio para ayudar a usted a escoger materiales que ya tiene en su hogar, enseñarle cómo usar objetos comunes para lograr las metas del desarrollo de su hijo y animar la participación de su hijo en actividades basadas en sus intereses.

Recuerde que un “juguete” no es más que una herramienta para apoyar los objetivos del desarrollo de su hijo, y que el “juego” no es más que un método que empleamos para enseñar. Usted tiene una función importante en las experiencias cotidianas de su hijo. Lo ayuda a fortalecerse mediante el juego. Compartimos a continuación una lista de cosas domésticas comunes y actividades relacionadas que puede utilizar usted para apoyar el desarrollo de su hijo.

Envases de plástico vacíos

¿Ha jugado al boliche con envases? Es una actividad divertida que puede mejorar las habilidades de motricidad gruesa de su hijo. Primero, llene varios envases de la misma cantidad de agua. Para una actividad colorida, añada al agua pintura o colorante de alimentos. Arregle los envases como se fueran pinos (bolos) de boliche. Dele una pelota a su hijo y pida que tumbe los pinos. Además de mejorar su motricidad gruesa, puede estimular el desarrollo cognitivo y comunicativo de su hijo al pedirle que identifique los colores en los envases.

Molde de panquecitos

Un molde de panquecitos no es solamente para panquecitos. Se puede usar para un juego de corresponder colores. Reúna un molde de panquecitos, pelotas plásticas de colores (más grandes que los de ping-pong para evitar el riesgo de ahogarse) y papel colorido que corresponde con los colores de las pelotas. Coloque el papel colorido en los huecos del molde y pida a su hijo que corresponda cada pelota con el hueco del color correcto. También lo puede animar a identificar los varios colores. Esta actividad desarrolla tanto la motricidad fina como las habilidades cognitivas.

Pelar una clementina o banana

Una manera muy sencilla y saludable de trabajar en los músculos pequeños de su hijo (por ejemplo, la fuerza digital, el agarre de pinza, la coordinación bilateral) es la de dejar que ayude a pelar su fruta (clementinas, bananas). Para que le sea más fácil, puede empezar usted a pelar la fruta y luego dejar que su hijo lo termine de hacer.

Cojines del sofá, almohadas, cajas de cartón y cinta de pintor

¿Quiere trabajar en la motricidad gruesa de su hijo, pero es un día frío o lluvioso? Junte cojines y almohadas y arréglelos en una pista de obstáculos. Si tiene una caja de cartón grande, pida a su hijo que gatee a través de ella como si fuera un túnel. También puede usar cinta de pintor para crear una línea en el piso y pedir que su hijo camine talón-a-dedos sobre ella o que la pase brincando. La línea puede ser recta o curvada. Luego, ¡únase a su hijo y diviértanse juntos!

Abarrotes

¿Acaba de llegar del súper? Para enriquecer el vocabulario y las habilidades lingüísticas de su hijo, pida que nombre los productos o anímelo a describir los colores y tamaños de los productos mientras usted vacíe las bolsas. También pueden jugar un juego de adivinanzas en que usted le da de tres a cinco pistas. Por ejemplo, le podría decir: “Esta cosa es una fruta. Se ve redonda y roja. Sabe jugoso y rico”. Luego anímelo a adivinar qué es.

Con un poco de creatividad, usted puede aprovechar cosas domésticas para crear juegos divertidos para los dos. Si tiene más preguntas sobre cómo usar cosas domésticas para tratar los resultados del desarrollo de su hijo, hable con su coordinador de servicios o sus proveedores de intervención temprana.

¿Qué es un terapeuta de desarrollo?

Es posible que en la intervención temprana trabajen varios terapeutas o especialistas con su hijo y su familia. Uno de estos integrantes del equipo podría ser un terapeuta de desarrollo. Este miembro está singularmente calificado para considerar al niño entero y el impacto que tiene el desarrollo del niño en la familia.

Un terapeuta de desarrollo tiene un titulo en educación infantil o algún campo profesional relacionado y también ha completado experiencias o capacitaciones educativas en las siguientes áreas: desarrollo infantil típico y atípico, colaboración con familias, estrategias de intervención y evaluación.

El terapeuta de desarrollo mirará el desarrollo general del niño y preparará a la familia a ayudar al niño según las áreas de aptitud y preocupación. Esto se puede hacer al:

  • ayudar a proveer acomodaciones dentro de diversos ambientes,
  • recomendar modos de usar cosas domésticas comunes para lograr resultados y
  • servir de caja de resonancia para las preocupaciones de la familia.

Un terapeuta de desarrollo trabaja estrechamente con familias y miembros adicionales del equipo de un niño, como el coordinador de servicios, para asegurar que los servicios provistos sean apropiados para las necesidades y los deseos de la familia.

El terapeuta de desarrollo participa en el proceso de evaluación, ayuda con el desarrollo del plan individualizado de servicios para la familia (IFSP, siglas en inglés) y comunica servicios y estrategias a todos los otros miembros del equipo.

El terapeuta de desarrollo trabaja con familias para apoyar la relación entre los niños y sus padres, además de ayudar a familias a hallar nuevas maneras de apoyar el desarrollo de sus niños y a comprender sus derechos y responsabilidades durante la transición del niño a su salida de la intervención temprana. Además, el terapeuta de desarrollo puede apoyar a los familiares mientras aprenden a observar e interpretar el comportamiento del niño y ayudar a identificar recursos que les podrían ser útiles.

El terapeuta de desarrollo trabaja con un niño y su familia en el hogar u otro lugar que el niño visita con frecuencia (como la guardería). Durante cada visita, el terapeuta de desarrollo repasará con la familia o el proveedor de cuidado el progreso del niño, hablará de preocupaciones nuevas o noticias y luego demostrará interacciones de juego con el niño.

Cuando se complete la visita, el terapeuta de desarrollo repasa las actividades del día y hace planes para la siguiente sesión.

El terapeuta de desarrollo es un integrante importante del equipo de intervención temprana. Al considerar el desarrollo general del niño, el terapeuta de desarrollo puede capacitar a la familia a apoyar a su niño en toda área del desarrollo..

¿Qué es la intervención temprana sin bolsa?

Los proveedores de intervención temprana, que incluyen los terapeutas de desarrollo y los terapeutas físicos y ocupacionales, utilizan la intervención sin bolsa para ayudar a mejorar la competencia y la confianza de los padres y madres en cuanto a apoyar el desarrollo de sus hijos en ambientes naturales. Típicamente, los proveedores de servicios de intervención temprana han llevado bolsas de juguetes consigo al hogar de la familia para tratar las habilidades y los objetivos del niño. Sin embargo, es posible que este método no siempre sea apropiado. En cambio, cuando los proveedores de servicios utilizan juguetes o cosas comunes que ya están disponibles en el hogar de la familia, los padres pueden participar más en la intervención temprana y hasta en actividades similares con el niño en la ausencia del proveedor de servicios.

La intervención sin bolsa anima a los proveedores a focalizar en rutinas, actividades y materiales conocidos por el niño al tratar los objetivos del IFSP. Esto permite que el cuidador observe y participe en una actividad que ocurre naturalmente dentro del contexto del niño. Por ejemplo, el proveedor podría focalizar en la motricidad fina durante una interacción a la hora de comer. Un niño de uno o dos años podría pelar una clementina o quitar uvas de una vid. El proveedor puede observar también los utensilios que usa la familia y determinar cuáles modificaciones podrían ser necesarias. Un mango angosto en una cuchara se puede adaptar fijándole un rulo de esponja o una pelotita para el estrés.

La intervención sin bolsa es flexible, individualizada y adaptable. La interacción entre el niño y sus padres sigue mucho después de que el proveedor haya salido del hogar porque los juguetes y/o materiales usados durante la visita siguen con el niño.

Escrito en colaboración con el equipo de desarrollo familiar en la intervención temprana de Military Families Learning Network (MFLN, o Red de Aprender de las Familias Militares). Para más información, visite http://militaryfamilieslearningnetwork.org/2018/09/12/a-bagless-approach-in-early-intervention-what-is-that/

Volumen 31, Número 3 (Otoño de 2018)