Los niños y sus padres juegan para aprender

baby playing with stacking building blocks at home while sitting on carpet in living room

Los niños están hechos para jugar y es lo que quieren hacer mejor. Aprenden haciendo, tocando, observando e interactuando con el mundo a su alrededor. Cada niño encuentra maneras nuevas e interesantes de aprender jugando. Los niños desarrollan aptitudes y habilidades esenciales mediante el juego: piensan, hablan, se mueven, comparan y se desarrollan socialmente.

Estas habilidades infantiles ponen el cimiento de habilidades académicas futuras en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias. Por ejemplo, mientras el hijo de usted apila bloques, practica la coordinación entre las manos y los ojos para colocar cada bloque. Utiliza destrezas de motricidad fina para tomar cada bloque en la mano y destrezas de resolver problemas para volver a apilar los bloques que se caen. Tal vez usa habilidades de lenguaje y destrezas sociales para pedir ayuda y volver a intentar. Quizás arregla los bloques por color, por forma y por tamaño o los cuenta.

Una niñita que trata de darse de comer se informa de texturas, olores y sabores cuando se lleva puñados de puré de manzana a la boca. Y los pequeños que corren por toda la casa como superhéroes desarrollan su imaginación, coordinación y confianza.

Piense en actividades que usted y su hijo ya disfrutan juntos. Preste atención a lo que hacen los dos en estos momentos. Luego escoja algo que pueda incorporar en la actividad para apoyar una cierta destreza. Otros consejos para el juego incluyen:

  • Deje que su hijo guíe el juego y que tome decisiones acerca de qué hacer luego. Incluso los bebés pueden indicar lo que quieren y lo que no quieren. Escuche bien y esté atento a las indicaciones de lo que le gusta al niño, y trate de seguirlo.
  • ¡Permita el desorden y el caos del momento! Casi cualquier cosa se puede lavar o limpiar, así que tápense de crema de afeitar y burbujas. Usen todas las ollas y sartenes de la casa para formar una orquesta. Deje que su hijo se vista de príncipe.
Fecha de publicación: 2014
Publicado originalmente en el Boletín: Volumen 27, Número 1