Los artículos seleccionados están disponibles en formato de texto. EInewsletterFall20-sp

Artículos seleccionados:

Las horas de lectura en familia

A todos nos gusta tomar un descanso, apagar el aparato con pantalla y agarrar un libro. Leemos para nosotros mismos o con nuestros niños.

¿Sabía usted que le causa una gran impresión a su hijo permitir que lo vea leyendo un libro, revista o periódico? ¡Así es! Los niños pequeños y hasta los bebés que observan leer a sus familiares al igual serán buenos lectores cuando sean grandes.

Montones de libros

Para ayudar a su hijo a desarrollar un amor por la lectura, usted puede tener libros disponibles en su casa. Vaya a la biblioteca con su hijo y eche un vistazo a los libros. Saque algo que parece interesarle a su hijo además de libros que le interesan a usted. Se encuentran algunas opciones excelentes para los niños muy pequeños en nuestra guía de recursos en la página 3 de este boletín. Una vez que haya tomado los libros gratuitamente de la biblioteca, puede colocar varios en algunas partes de su casa donde el niño puede ver los libros y decidir explorarlos.

Una y otra vez

Cuando se les lee a bebés y niños pequeños, aprenden muchísimo. Forme el hábito de leerle a su hijo cada día si es posible. A veces los niños piden una y otra, y otra vez que se les lea su libro preferido. Esta es una manera maravillosa para los niños de aprender nuevas palabras y aumentar su vocabulario; exactamente las habilidades que necesitarán para leer. A veces los niños quieren adelantarse en algunas páginas, o quedarse más tiempo en una. Eso está bien, siga adonde su hijo quiere ir y al ritmo del niño. Usted hasta podría olvidarse de las palabras escritas en la página y contar su propio cuento. Invéntese un cuento más divertido.

R-r-r-rugir

Haciendo los sonidos de los personajes que se ven en los dibujos, les ayuda a los niños pequeños a participar. Por ejemplo, si hay un oso en el cuento, usted podría hablar en tonos bajos al leer las palabras del oso y hasta dar gruñidos también. Está bien que los adultos hablemos en forma graciosa al leer; esto hasta podría reducir el estrés. ¡A los niños les encanta escuchar los sonidos de los animales! Así les parece que el cuento cobra vida.

¿Ves a la niña?

Simplemente con hablar sobre los dibujos en las páginas ayuda a que el cerebro de sus hijos crezca. Señalando un dibujo con el dedo, les ayuda a los niños muy pequeños a desarrollar la atención compartida, o sea, cuando un niño y un adulto miran juntos la misma cosa. Por ejemplo, usted podría decir mientras señala un dibujo del libro, “¿Ves a esa niña? Dime qué está haciendo”. El niño dice: “Corre”. Usted sigue: “¡Sí, está corriendo! Lleva el abrigo rojo”. Este tipo de conversación se llama el lenguaje de “servir y devolver” y les ayuda a los niños a desarrollar las habilidades cognitivas. Lo más importante es que ustedes pasen un buen rato juntos.

Así que, cuando usted tenga unos pocos minutos durante el día, siéntase con su niño y gocen juntos de un buen libro. Los beneficios son incontables para usted y su hijo.

Los recursos sobre COVID-19 de Illinois Early Learning

A causa del COVID-19, nuestras rutinas y actividades diarias han cambiado mucho. A continuación destacamos algunos recursos que nuestro proyecto asociado, Illinois Early Learning (IEL), ha creado para apoyar a las familias de niños pequeños.

Uno de los recursos más populares de IEL durante la pandemia ha sido la página de consejos Mantengámonos sanos y salvos. Las mascarillas. En esta página ilustrada, los familiares y profesionales pueden aprender cómo ayudar mejor a los niños con las coberturas de la cara. (Note: se recomienda cubrirse la cara solamente para los niños de 2 años y mayores).

Muchos familiares también podrían estar experimentando algún estrés adicional durante la pandemia. La serie de blogs Arenga para los padres en el tiempo del COVID-19 tiene algunos consejos excelentes para los padres. Destacamos dos entradas para las familias participantes en la intervención temprana: Esté presente con las emociones intensas de su hijo y Tomemos tiempo para conectarnos. Ambas entradas pueden ayudarle a manejar mejor los conflictos en casa. Esta serie trata las dificultades diarias de la crianza de los hijos durante el COVID-19.

Para ver estos recursos y más, visite la página Web de Recursos de COVID-19 de IEL en https://illinoisearlylearning.org/es/group/covid-19/.

El planeamiento para la intervención temprana durante el COVID-19

La Oficina de la Intervención Temprana ha creado un equipo de personas interesadas, incluyendo a familiares, para desarrollar un plan de la intervención temprana durante el tiempo del COVID-19. El propósito es de asegurar la seguridad de las familias y al mismo tiempo el acceso a los servicios de intervención temprana. Para ver información actualizada cada semana sobre el equipo, vea http://www.wiu.edu/coehs/provider_connections/bureau/covid_info/index.php (en inglés).

Actualmente las familias pueden recibir los servicios de intervención temprana de tres maneras: en persona, en visitas por video en vivo y por consultas telefónicas. Para ver más información sobre cada opción,

Para las visitas por video en vivo, si usted necesita ayuda con la tecnología (por ej., dispositivos o acceso a Internet), puede considerar lo siguiente:

  • En este enlace se encuentra información en inglés sobre recursos para conseguir la tecnología y el acceso a Internet:
    http://www.wiu.edu/coehs/provider_connections/pdf/20200406livevideovisits.pdf
  • El Centro de Información sobre la Intervención Temprana les hace a las familias préstamos sin costo de dispositivos electrónicos, como iPads sin planes de datos, iPads con conexión inalámbrica, o sea Wi-Fi y hotspots
  • La Universidad Rush mantiene un proyecto de investigación que les permitirá a las familias tener acceso a tecnología para la intervención temprana. Sírvase contactar a Lauren Little para más información en (312) 942-1759 o lauren_little@rush.edu.

Información actualizada sobre el Plan de Mejorías Sistemáticas del Estado (SSIP, siglas en inglés)

Mientras estamos por comenzar el último año del plan SSIP, continuamos enfocándonos en la participación familiar para mejorar la capacidad de las familias y de satisfacer las necesidades del desarrollo de sus niños menores de 3 años. El cambio reciente en la presentación de servicios ha permitido que más equipos utilicen estrategias de entrenamiento que aumenten las fortalezas de las familias. Aunque desafortunadamente se han retrasado algunas actividades de nuestro plan, seguiremos para adelante con ellas cuando sea seguro hacerlo. Mientras tanto, hacemos todo lo posible por ayudar a las familias a continuar alcanzando sus resultados mientras se mantengan seguras.

Volumen 33, Número 3 (Otoño de 2020)