Cuando se remite a las familias a la intervención temprana, muchas preguntan: “¿Qué es un coordinador de servicios, y qué hace?” El papel del coordinador de servicios es singular y complejo, con muchas facetas. La coordinación de servicios es el único servicio requerido según la Parte C de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA, siglas en inglés), y se le proporciona sin costo a cada familia inscrita en la intervención temprana. Un coordinador de servicios colabora con la familia —desde la remisión inicial hasta la transición para salirse del programa— para ayudar a la familia a tener acceso al sistema de intervención temprana, identificar los apoyos y servicios que satisfagan sus necesidades y comprender los derechos y las garantías procesales de la familia.

Los coordinadores de servicios colaboran con las familias intercambiando información con ellas durante todas partes del proceso. Recogen información de los familiares acerca de su familia y el niño, inclusive las prioridades, las aptitudes y las necesidades que tienen, y les comunican información acerca del sistema de intervención temprana, como por ejemplo las reglas, los reglamentos, las fechas límite y los servicios. Este intercambio de información sirve para ayudar a la familia a tomar decisiones informadas.

Un coordinador de servicios trae pericia sobre el sistema de intervención temprana, inclusive conocimientos sobre las reglas, los reglamentos y los procesos; datos sobre los recursos, apoyos y servicios disponibles; y habilidades de colaboración y el trabajo en equipo. Cada familiar está conectado con un coordinador de servicios que colabora con la familia y le ofrece apoyo.

Entre otras, las responsabilidades del coordinador incluyen:

  • Coordinar y concertar citas para la reunión inicial, los análisis de clasificación y diversas evaluaciones, lo que incluye colaborar con la familia para que determinen juntos cómo, cuándo y quiénes los realizarán. Esto es el comienzo de una relación de cooperación con la familia que se seguirá desarrollando con el tiempo.
  • Informar a las familias sobre sus derechos y darles ejemplos para ayudar la comprensión.
  • Coordinar con la familia y apoyarla en el desarrollo del Plan Individualizado de Servicios para la Familia (IFSP, siglas en inglés), para que las prioridades y los puntos fuertes de la familia se vean reflejados en el IFSP.
  • Informar a la familia sobre los servicios disponibles y cómo tener acceso a ellos. Esto implica apoyar a la familia en la selección de proveedores de servicios y darle remisiones a los proveedores seleccionados.
  • Coordinar la entrega oportuna de los servicios y apoyos.
  • Contactar regularmente a la familia para asegurarse de que reciban los servicios descritos en el IFSP.
  • Coordinar la comunicación con proveedores de servicios médicos, de salud y comunitarios.
  • Desarrollar un plan de transición junto con la familia para la continuación de servicios después de que su hijo cumpla los 3 años, si es apropiado.
  • Informar a las familias de los servicios de abogacía y darles apoyo cuando aboguen por su hijo.

En la labor de un coordinador de servicios, la clave es entablar una relación de confianza con la familia. Un coordinador de servicios tendrá en todo momento un planteamiento centrado en la familia al reconocer a los familiares como miembros plenos e iguales del equipo, reconocer las aptitudes de la familia y respetar sus creencias y valores. Así se permite que las familias tengan acceso a información y apoyos relacionados con las necesidades de su hijo, una comprensión más profunda de las aptitudes y las necesidades del pequeño y acceso a apoyos de buena calidad que sean eficaces, coordinados e individualizados según sus necesidades.

Lo anterior se editó anteriormente en el número de la Invierno de 2020 del boletín del Centro de Información sobre la Intervención Temprana de Illinois.

El papel del Coordinador de Servicios en la intervención temprana