La alimentación, el aumento de peso y la dieta siempre son de prioridad para los padres de bebés y niños y pueden ser fuentes de estrés cuando ellos tienen dificultades para satisfacer estas necesidades de modo regular. Sabemos hoy que la nutrición es la mayor influencia ambiental en el desarrollo cerebral de los bebés y niños pequeños.

La nutrición equilibrada que incluye en particular una cantidad adecuada de hierro es esencial para el crecimiento y desarrollo óptimo del cerebro durante los años formativos de los niños. Se ha hallado que los suplementos de ácido docosahexaenoic (DHA, siglas en inglés) para niños de 1 a 3 años les han producido resultados fiables y positivos en su desarrollo cognitivo y lingüístico.

Una evaluación de la nutrición de los niños puede identificar necesidades o faltas nutritivas que podrían afectar directamente el progreso de su desarrollo. Las consultas nutricionales pueden ofrecer a los padres opciones y guía en la forma de información nutricional enfocada en las necesidades individuales de sus hijos.

La intervención temprana puede realizarse eficazmente junto a un modelo de atención, sea de salud pública y/o médica, en el ambiente del hogar a fin de adaptar estrategias individualizadas a la cultura y el horario de la familia. Los servicios nutricionales en la intervención temprana pueden conllevar adaptaciones y acomodaciones que satisfagan las necesidades dietéticas de niños individuales y promover así su fuerza, atención, nivel de comodidad e independencia.

Escrito con la ayuda de Jo Sue Stine, RN.

Los servicios nutricionales de E.I.

Los servicios nutricionales en la intervención temprana son provistos por dietistas licenciados. Estos servicios pueden incluir: 

  1. Llevar a cabo evaluaciones individuales del historial nutricional y el consumo dietético, habilidades y problemas con alimentarse, y hábitos y preferencias de comida.
  2. Desarrollar y monitorear planes apropiados para tratar las necesidades nutricionales de los niños elegibles según sus evaluaciones individuales.
  3. Recomendar recursos comunitarios apropiados para lograr los resultados planeados individuales en la nutrición.
  4. Proveer a las familias de niños elegibles para servicios de E.I. la capacitación, la educación y el apoyo esenciales para estos servicios para ayudarlas a comprender las necesidades especiales de sus hijos en cuanto a los servicios nutricionales y el mejoramiento del desarrollo infantil.

Lo anterior se editó anteriormente en el número del Otoño de 2019 del boletín del Centro de Información sobre la Intervención Temprana de Illinois.

El papel de la nutrición en la intervención temprana