Los días cálidos son momentos excelentes para explorar al aire libre. El juego fuera de la casa es una oportunidad maravillosa de trabajar en resultados de intervención temprana (E.I. por sus siglas en inglés). Hable con su equipo E.I. sobre estrategias y actividades que podrían ser especialmente útiles para su familia mientras trabajan en sus resultados E.I. Mientras conversan, pueden compartir ideas sobre cómo las actividades cotidianas podrían ser oportunidades de practicar nuevas habilidades.

Por ejemplo, considere el pasatiempo divertido, realizado en la temporada cálida, de soplar burbujas. A los bebés y niños pequeños les encanta ver cómo las burbujas vuelan mágicamente de una palita. ¿Sabe usted que se desarrollan muchas habilidades soplando burbujas? Estas incluyen:

  • Habilidades motoras orales. Se desarrollan los músculos pequeños de la boca de su hijo cuando frunce los labios y sopla burbujas. Es importante fortalecer estos músculos para desarrollar la habilidad de formar sonidos claros al hablar y de comer y tragar sin peligro.
  • Destrezas de motricidad gruesa. Su hijo puede extender la mano para romper burbujas y mejorar su coordinación entre las manos y los ojos al hacerlo. Los bebés y niños pequeños que ya caminan pueden seguir las burbujas de pie y practicar sus habilidades de movimiento.
  • Habilidades de seguimiento visual. Los bebés y niños muy pequeños aprenden a seguir las burbujas con los ojos.
  • Desarrollo de vocabulario y conceptos. Mientras habla usted con su hijo sobre burbujas, lo expone a palabras como claro, jabonoso, flotar y romper.
  • Desarrollo cognitivo. Cuando los niños pequeños tocan una burbuja, la rompen, lo cual les da la oportunidad de explorar conceptos cognitivos como el de causas y efectos.
  • Atención colectiva. Las acciones de sonreír y reír juntos desarrollan relaciones sólidas y ayudan a los niños a conectarse con otros y descubrir intereses compartidas. ¿Quién puede evitar sonreír mirando cómo flotan las burbujas en el aire?

Sea creativo al pensar en lugares para el juego veraniego. El arenero, el parque, la piscina comunitaria, el mercado de agricultores y el zoológico son lugares emocionantes para la exploración durante la temporada cálida.

Consideraremos la natación. La piscina es un lugar fabuloso en donde refrescarse y gozar un rato juntos. El terapeuta físico o de desarrollo de su equipo E.I. puede ayudarlo a hallar lo que necesita para que su hijo esté seguro en el agua o enseñar a usted cómo sostenerlo para que los dos se sientan salvos y seguros.

Una excursión al zoológico o la feria del condado podría parecer abrumadora, especialmente para un niño que tiene dificultades sensoriales. Su equipo E.I. puede ayudarlo a hallar libros ilustrados con que su hijo podría familiarizarse con la experiencia venidera y a hacer planes a fin de que el ritmo y el horario de las actividades sean placenteros para toda la familia. Las adaptaciones, como un horario ilustrado o audífonos a prueba de ruidos podrían ayudar a su hijo a manejar la nueva experiencia.

Su equipo E.I. puede ayudar a usted a pensar en adaptaciones que podría tener que hacer para facilitar la exploración exitosa de su hijo en los nuevos espacios. Su equipo es un recurso que puede ayudarlo a idear aparatos o estrategias para incorporar a sus actividades veraniegas favoritas.

Mediante la planificación y la colaboración con su equipo E.I., ¡usted puede prepararse para todo un verano de diversión y aprendizaje!

Escrito originalmente para el Boletín del Centro de Información sobre la Intervención Temprana: Verano de 2018

Cómo aumentar habilidades explorando al aire libre