Cómo abogar por su hijo en programas de cuidado de niños

Revisado:

small trucks on rug with children in background

Según la Parte C de la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, siglas en inglés), los servicios de intervención temprana (E.I., siglas en inglés) se dan lo más posible en los ambientes naturales de las familias – lugares en que los niños pasarían tiempo típicamente si no tuvieran retrasos o discapacidades, inclusive el hogar familiar, parques y sitios de la comunidad como bibliotecas, supermercados y guarderías. Si el ambiente natural de su hijo incluye un lugar de cuidado infantil, usted puede valerse de sus conocimientos al colaborar con los proveedores de cuidado para fomentar el aprendizaje y la participación de su hijo en el programa de cuidado.

¿Cuáles son algunas maneras sencillas y eficaces de abogar por mi hijo?

Comunicarse en forma regular

Los cuidadores de niños pueden tener una experiencia limitada de cuidar y enseñar a niños con retrasos o discapacidades. Usted puede compartir con ellos información sobre su hijo, inclusive sus talentos, preferencias, necesidades e información médica. Esta información puede ayudar a los profesionales a incluir al niño en las actividades diarias de aprender. Usted también puede hacer lo siguiente:

  • Hacerles preguntas a los cuidadores de niños sobre el cuidado que su hijo recibe.
  • Pedir que los profesionales le comuniquen detalles, en forma oral o escrita, sobre la participación de su hijo en actividades de aprender y rutinas.
  • Preguntar al programa de cuidado infantil sobre sus procedimientos de colaboración con los profesionales de E.I. Eso puede incluir la colaboración entre profesionales de E.I. y proveedores de cuidado al escoger estrategias para fomentar la participación y la instrucción de su hijo. Usted, junto con los profesionales de E.I. y cuidadores, puede decidir que es mejor que los servicios de E.I. se den en la guardería. Esto requiere la colaboración continua.

Repasar las reglas y prácticas de la inclusión

Es importante que los niños pequeños con retrasos y discapacidades sean incluidos con sus compañeros en programas de cuidado infantil. Usted puede hacer lo siguiente:

  • Pedir y revisar una copia de las reglas y prácticas del programa respecto a la inclusión.
  • Observar las prácticas inclusivas y los materiales en el aula o el programa de cuidado. Puede ser que usted note libros, imágenes y lenguaje para describir a los niños con discapacidades al tomar decisiones sobre cuál programa de cuidado es mejor para los hijos. Usted quizás quiere ver si hay otros niños con retrasos o discapacidades en el programa de cuidado y observar cómo se los incluye con los compañeros.

Hablar con otras familias

Pregunte a otras familias de niños que tienen retrasos o discapacidades sobre sus experiencias con el cuidado de niños, inclusive sobre sus ideas para la selección de un centro y la colaboración con los proveedores de cuidado.

Infórmese sobre la Sección 504 y la ley ADA

La Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973 y la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA, siglas en inglés) protegen a los individuos con discapacidades de la discriminación en lugares públicos y privados, inclusive el cuidado infantil. Las familias pueden aprender más en U.S. Dept. of Justice (en inglés) y Pacer Center (en inglés).