Me llamo Kelli. Mi hijo de 3 años ha recibido terapia del habla desde que tenía 27 meses. Hace poco le diagnosticaron un trastorno fonológico moderado. Aunque sus habilidades de lenguaje receptivo y expresivo son apropiadas para su edad, su articulación de sonidos es una preocupación. Con la terapia ha logrado mucho progreso; sin embargo, sigue con muchos errores en el habla. Todavía me hallo “traduciendo” regularmente a otras personas lo que dice. Siempre he agradecido que se está desarrollando según niveles apropiados para la edad en todas las demás áreas, pero sigo preocupándome por él. Quiero que mi hijo pueda comunicarse eficazmente con sus maestros de pre-kindergarten; más importante es que quiero que tenga la confianza para acercarse a sus compañeros y hacer amigos. Recientemente cumplió los requisitos para recibir terapia del habla a través del distrito escolar, y también hemos decidido suplementarla con terapia privada una vez a la semana. Mi meta es que ya no requiera terapia del habla al entrar al kindergarten, pero ¡todo a su debido tiempo!

Kelli: el habla en desarrollo
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail