Los artículos seleccionados están disponibles en formato de texto. Boletín Invierno 2018
Artículos seleccionados

Los hermanos como modelos para los niños con discapacidades

La relación entre hermanos es a menudo la conexión familiar más duradera. Los niños que crecen juntos en un hogar pasan una cantidad significativo de tiempo uno con el otro. Este tiempo compartido desarrolla una relación especial y conexiones que duran toda la vida. Cuando un niño tiene un retraso en el desarrollo o una discapacidad, la relación con sus hermanos puede tener un impacto aun mayor, ya que las conexiones con otros niños pueden ser más difíciles. Los niños en la intervención temprana pueden aprender mucho de sus hermanos durante todo el día en diversas situaciones, como las de las horas de comer y jugar. A los niños con discapacidades, los hermanos les pueden servir en muchos papeles: como amigos, maestros, modelos y ayudantes o defensores. A un hermano mayor le podría encantar ayudar al menor en la E.I. Aun así, es posible que a veces se sientan celosos y digan “¡No es justo!” que al niño que recibe los servicios de E.I. se le prestan una atención especial.

La importancia de la participación de los hermanos

Las familias y sus equipos de E.I. pueden planear maneras de ayudar a los hermanos a jugar y crecer juntos. La participación de los hermanos en los objetivos de los planes individualizados de apoyo familiar (IFSP por sus siglas en inglés) puede beneficiar a todos los niños, incluso al que tiene una discapacidad. Por ejemplo, los hermanos pueden participar en las sesiones de terapia del habla. Cuando sirven de colaboradores comunicativos, pueden ayudar a mejorar la comunicación de su hermano o hermana y desarrollar a la vez un lazo fraternal más fuerte.

Los hermanos pueden participar también en el juego del niño o niña que tiene un retraso o discapacidad. Pueden ser modelos excelentes del comportamiento apropiado para la edad.

A veces los hermanos que no tienen discapacidades podrían necesitar una instrucción extra para saber jugar e interactuar con el niño que recibe la E.I., ya que es posible que éste no responda cómo los hermanos esperan de un compañero de juego.

Los planes bien pensados y las estrategias enfocadas pueden ayudar a hacer que las interacciones fraternales sean positivas y divertidas. Considere el caso de un niño en E.I. que recibe apoyos para una discapacidad física. Podría ser difícil para este par de hermanos tirarse una pelota entre sí, pero un adulto puede animarlos a hacerla rodar entre sí por el piso. O considere el caso de una niña en E.I. a quien le dificulta interpretar indicaciones sociales, como las del lenguaje corporal.

Cuando su hermano le presenta un juguete para compartir, la niña tal vez no lo vea como una invitación a jugar. El padre o la madre puede animar al hermano a incluir las palabras “¡Comparte esta muñequita conmigo!” junto con el gesto.

Maneras de incluir a los hermanos

Primero, determine los mejores momentos para la participación de los hermanos. Las horas de comer o jugar pueden ser buenos puntos de partida. Empiece enseñando a los hermanos algunas maneras de que pueden interactuar con el niño que tiene una discapacidad.

Luego puede enseñarles cómo ayudar a desarrollar nuevas habilidades con su hermano al iniciar conversaciones, invitarlo a jugar con ellos, pedir que comparta y hacer actividades que requieren que se turnen. También pueden ofrecerle elogios positivos (“Mari, me gustó cómo compartiste tu juguete conmigo”) o guía física (“Víctor, déjame enseñarte los nuevos carritos con que podemos jugar”).

Estos elogios y modelos de comportamientos pueden ayudar a un niño en E.I. a experimentar más éxito y reforzar una relación fraternal positiva. A veces los hermanos que tratan de ayudar pueden desalentarse o luchar para conectarse con el niño que tiene un retraso o discapacidad. Cuando las estrategias no funcionan, sea usted instructivo y anime al hermano a intentar otra manera o busque la ayuda de su equipo E.I. para probar un enfoque diferente.

Las Prácticas Recomendadas por DEC ayudan a guiar sus servicios de E.I.

Las Prácticas Recomendadas de la División de la Primera Infancia (DEC por sus siglas en inglés) proveen a los intervencionistas y las familias información sobre las prácticas que más probablemente mejoran el aprendizaje y facilitan el desarrollo de los niños entre su nacimiento y los 5 años de edad. Estas prácticas son informadas por la investigación y la experiencia.

¿Cómo puede usar usted estas prácticas?

  • Para apoyar a sus propios hijos.
  • Para evaluar si su equipo de E.I. está usando estas prácticas.

A continuación, se presentan 7 de las 10 prácticas familiares y ejemplos de cómo usted puede implementarlas.

Para ver una versión completa (en inglés) de las Prácticas Recomendadas por DEC, visite http://www.dec-sped.org/dec-recommended-practices  Para más apoyo en el uso de estas prácticas, visite http://ectacenter.org/decrp/type-pgfamily.asp

Práctica Cómo puede apoyar a sus hijos ¿En qué medida está usando estas prácticas su equipo de E.I.? Pregunte …
Los profesionales establecen colaboraciones de confianza y respeto con la familia mediante interacciones sensibles y responsivas a la diversidad cultural, lingüística y socioeconómica
  • Ayudar a su equipo a comprender las tradiciones familiares importantes
  • Decir a su equipo cómo prefiere recibir información
  • ¿Trata su equipo de E.I. lo que es importante para su familia?
  • ¿Respeta su equipo de E.I. los deseos de usted?
Los profesionales proveen a la familia información actualizada, comprensiva e imparcial de manera que puede comprenderla y usarla para la toma informada de decisiones
  • Usar el Centro de Información sobre la Intervención Temprana para acceder a información
  • Hablar con otros padres para identificar fuentes de información necesaria
  • ¿Comparte recursos con usted su equipo de E.I.?
  • ¿Le provee la información que usted necesita su equipo de E.I.?
Los profesionales son responsivos a las preocupaciones, prioridades y circunstancias cambiantes en la vida de la familia
  • Compartir las fortalezas y necesidades de su niño y su familia con los miembros de su equipo de E.I.
  • Identificar sus preocupaciones principales en relación con su niño y su familia
  • ¿Escucha su equipo de E.I. las preocupaciones de usted?
  • ¿Responde su equipo de E.I. a las circunstancias cambiantes en la vida de usted?
Los profesionales y la familia trabajan juntos para crear resultados u objetivos, desarrollar planes individualizados e implementar prácticas que tratan las prioridades y preocupaciones de la familia además de las fortalezas y necesidades del niño
  • Colaborar con su equipo para desarrollar objetivos que son importantes para usted
  • Ayudar a su equipo de E.I. a comprender las rutinas diarias de su familia
  • ¿Ayuda a usted su equipo de E.I. a determinar objetivos individualizados?
  • ¿Ofrece su equipo de E.I. estrategias para alcanzar sus objetivos?
Los profesionales apoyan el funcionamiento familiar, promueven la confianza y la competencia familiares y fortalecen las relaciones entre el niño y su familia al obrar de maneras que reconocen y se basan en las fortalezas y capacidades familiares
  • Elegir estrategias que refuercen sus interacciones con su niño
  • Compartir logros con su equipo
  • ¿Recalca su equipo lo que usted hace bien con su niño?
  • ¿Desarrolla su equipo de E.I. las fortalezas de su familia?
Los profesionales incluyen a la familia en oportunidades que apoyan y fortalecen el conocimiento, las aptitudes de crianza, la competencia y la confianza de los padres, de maneras flexibles, individualizadas y personalizadas a las preferencias de la familia
  • Identificar conocimientos y aptitudes que le gustarían mejorar
  • Preguntar al equipo cómo puede ayudarlo a desarrollar estos conocimientos y aptitudes
  • ¿Ofrece su equipo E.I. estrategias para ayudarlo a desarrollar conocimientos y aptitudes?
  • ¿Es individualizada a sus necesidades la información que recibe?
Los profesionales proveen a la familia de un niño pequeño que tiene o que está en peligro de tener un retraso o discapacidad de desarrollo, y que está aprendiendo en dos idiomas, información sobre los beneficios para el crecimiento y desarrollo del niño de aprender en múltiples idiomas
  • Animar a su niño a aprender la lengua materna de usted
  • Aprender los beneficios de seguir usando su lengua materna
  • ¿Ofrece su equipo E.I. información sobre los beneficios de múltiples idiomas?
  • ¿Anima y celebra su equipo de E.I. los idiomas que se hablan en el hogar de usted?

El Plan Estatal de Mejoramiento Sistémico (SSIP): actualización del segundo trimestre

La Fase III del Año 2 sigue avanzando mientras participan cada vez más personas en las actividades SSIP de su área. Los equipos de liderazgo locales (LT por sus siglas en inglés) en las tres áreas piloto (Aurora, Williamson County y East St. Louis) siguen ofreciendo desarrollo profesional y conversaciones enfocadas en el proceso del Resumen de Resultados del Niño (COS por sus siglas en inglés).

El grupo de trabajo dedicado a la mensajería ha completado su trabajo en un folleto de referencia para fuentes principales de referencias. Además, el Centro de Información E.I. ha publicado una lista de control para revisar materiales de la conciencia pública de E.I. en su sitio web en http://eiclearinghouse.org/resources/public-awareness/

Para hallar más detalles acera del SSIP, visite http://eiclearinghouse.org/public-awareness/issip/

Recibimos con gusto toda contribución. Si usted tiene comentarios, envíelos por favor a cguillen@illinois.edu.

Volumen 30, Número 4 (Invierno de 2018)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail