¿Quiere aprovechar al máximo el tiempo que pasa con su hijo para ayudarlo a crecer? Considere sus espacios y busque muchas oportunidades de explorar y crecer juntos. Despierte los sentidos mientras se ocupan de las actividades de su día. Presentamos a continuación algunas ideas para ayudarlo a comenzar.

¡Disfrútense por fuera! Su hijo puede darse cuenta de los pájaros, ardillas y plantas al aire libre.

  • Observe la cara de su hijo para saber hacia dónde mira. El estar al aire libre ofrece una gran oportunidad de mejorar las habilidades de lenguaje.
  • Hable con su hijo sobre lo que él está viendo. Puede presentarle palabras de vocabulario ricas al describirle los colores que ven, los sonidos que oyen y los aromas que huelen. Introduzca a su hijo conceptos como el de los opuestos al describir el sol calientito versus la nieve fría. Estas conversaciones aumentan las habilidades cognitivas de los pequeños.
  • Aparte tiempo para trepar y andar por el patio de recreo para fortalecer la motricidad gruesa de su hijo. El gatear es una experiencia nueva cuando se mueve por un césped suave.

¡Descubra tesoros por dentro! Su hogar tiene tesoros que a su hijo le encantará descubrir.

  • El espacio de su cocina quizás está lleno de cosas no peligrosas para descubrir, como los cucharones de madera, tazas de medir y tazones irrompibles. Apile y encaje estas cosas con su hijo para aumentar su conciencia espacial. Juegue con bebés mayores y niños de uno y dos años a cocinar y darse de comer uno al otro. El juego imaginario ofrece una manera natural de desarrollar tales habilidades sociales como las de turnarse y usar los buenos modales.
  • Podría colocar en varias partes de su hogar algunas “canastas de tesoros” con cosas no peligrosas que su hijo puede explorar. Recuerde: ¡hasta la canasta de ropa lavada está llena de texturas, colores, formas y tamaños interesantes de que hablar!
  • Ayude a su hijo a dominar los espacios de motricidad gruesa, como las escaleras, las rampas y los muebles.

¡Haga un tour por lugares nuevos y espacios conocidos!

  • Muchos lugares que visitan con frecuencia son rutinarios para usted, pero pueden ser fascinantes y nuevos para su hijo. Puede explorar con su hijo la biblioteca, el supermercado o el consultorio del médico. Explique lo que podrían estar haciendo otras personas que andan cerca de ustedes.
  • Aventúrese con su hijo un nuevo lugar que le da curiosidad. Así podría compartir la emoción de descubrir que experimenta su hijo en lugares conocidos.
  • Pasee por otro patio de recreo, dé una vuelta por un museo o explore un festival cultural local. Haga preguntas y espere que las conteste su hijo o que indique su interés al voltear la vista hacia usted o señalar las cosas que ve. Responda a sus propias preguntas y sea un ejemplo lingüístico para su hijo.

Boletín relacionado

Cómo fomentar el desarrollo en espacios cotidianos
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail