Las familias son colaboradores muy importantes en el equipo de intervención temprana (E.I. por sus siglas en inglés). Esto es así porque las relaciones cariñosas entre familiares sientan las bases para el crecimiento futuro de niños. Los proveedores de servicios para su familia están para apoyarlo de maneras que realmente surten efecto, o funcionan bien para usted y su hijo. Los términos functional outcomes (resultados funcionales) y family-centered outcomes (resultados centrados en la familia) describen los beneficios que los servicios de E.I. ofrecen a familias y niños. El equipo de E.I. fija metas para lograr resultados relacionados a las preocupaciones principales de su familia, o sea, sus prioridades.

¿Qué son los resultados centrados en la familia?

Los resultados centrados en la familia son frases que describen cambios y mejoras que usted y su familia quieren ver para su hijo o para sí mismos. Su equipo puede evaluar el progreso hacia el logro de estos resultados y determinar si los cambios y las mejoras han ocurrido. Tenga presente que sus prioridades y resultados pueden cambiar a través del tiempo a medida que su hijo crece y aprende.

¿Por qué son importantes los resultados centrados en la familia?

Al identificar las prioridades para su familia y su hijo, se puede describir lo que usted quiere y necesita de los servicios de E.I. Antes de que usted y los demás integrantes del equipo de su hijo preparen o revisen un Plan Individualizado de Servicios para la Familia (IFSP por sus siglas en inglés), hágase dos preguntas: “¿Cuáles ventajas quiero que mi hijo reciba del programa de E.I.?”, y “¿Qué será diferente o mejor para mi hijo y mi familia cuando estos cambios ocurran?” Usted y su equipo del IFSP tal vez quieran repasar estas preguntas cada tantos meses.

¿Cómo lucen los resultados centrados en la familia?

He aquí un ejemplo. A la familia Álvarez le preocupa que Sasha, a quien le han diagnosticado autismo, no puede expresar sus necesidades de maneras que ellos puedan entender. La niña tiene berrinches frecuentes, sobre todo durante las comidas y meriendas y durante el juego. La familia tiene la prioridad de ayudar a Sasha a expresar sus necesidades y reducir sus lágrimas y llantos. Para lograr este resultado centrado en la familia, la proveedora de E.I. y la familia le enseñarán varias señas y le darán apoyo para usarlas a fin de comunicar sus necesidades. El equipo identificó varias estrategias para hacer esto: algunas que Sasha puede usar y otras para los demás familiares. El equipo escribió: “Queremos que Sasha use gestos, señas o palabras durante sus rutinas diarias para comunicar sus necesidades y reducir el número de berrinches”.

La proveedora y la familia pueden evaluar varias cosas para ver si están progresando hacia los resultados esperados. Por ejemplo:

  • Las señas que Sasha ha aprendido, ¿las usa durante las rutinas diarias? (Por ejemplo, ¿usa la seña de “más” para pedir más leche o para decir que ha “acabado” de comer durante las comidas?)
  • ¿Responden los demás familiares a las señas o los gestos de la niña (ofreciéndole ayuda)?
  • ¿Tiene Sasha menos berrinches durante las rutinas en las que usa señas?

El desarrollo de metas centradas en la familia con su equipo de E.I.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail