Muchas familias del programa de Intervención Temprana hablan otros idiomas en casa. Esta diversidad benefi cia a nuestras comunidades, nuestro estado y nuestra sociedad en general. Al apoyar a familias bilingües, ayudamos a los niños a tener éxito. Sin embargo, algunos padres y madres tienen preguntas y preocupaciones en cuanto al aprendizaje infantil de más de un solo idioma.

¿Debería hablarle a mi hijo en mi lengua materna?

Sí. Es importante para el bienestar emocional y el desarrollo lingüístico de sus hijos que usted les hable desde el momento en que nacen. Los niños que constantemente oyen dos idiomas en casa aprenderán a hablar los dos. Puede variar la rapidez con que aprenden ambos idiomas. Es más probable que empiecen usando el idioma de su madre o cuidador principal mientras siguen desarrollando el otro.

Los niños benefi cian emocionalmente de saber la lengua de su hogar. Crecen y aprenden mejor cuando se sienten seguros y confi ados. La creación de una conexión con la lengua materna de usted le ofrecerá otra manera de comunicarle a su hijo que es una parte activa y vital de la vida de usted. El uso de su lengua materna conecta a su hijo con usted y con el resto de la familia, su cultura y su comunidad.

La investigación también indica que los niños que hablan dos o más idiomas benefi cian además en cuanto a su desarrollo cognitivo. Hable su lengua materna en casa con su hijo todos los días.

¿Cómo puede aprender mi hijo a hablar dos idiomas?

Los niños se hacen bilingües desde muy pequeños oyendo más de un solo idioma en casa o al oír diversos idiomas en diversos contextos, como por ejemplo en casa y en la guardería. Los bebés mayores de 6 meses de edad empiezan a mostrar una preferencia por la lengua que oyen más frecuentemente. Los niños que oyen y aprenden a hablar en dos idiomas tal vez alcancen hitos lingüísticos un poco más tarde que los de un solo idioma. Esto es normal. Los niños bilingües a menudo mezclan sus dos idiomas, y esto es perfectamente normal también. El uso de palabras de ambos idiomas es bastante común y realmente ayuda a los niños a aprender y entender algo del vocabulario y las reglas que archivan sus cerebros. Mientras crecen reconocerán cada vez mejor las diferencias entre los distintos idiomas.

¿Y si me preocupo de que se haya retrasado el lenguaje de mi hijo?

Los niños que no hablan o que tardan mucho en alcanzar hitos lingüísticos esperados tal vez tengan un trastorno lingüístico específi co (SLD, siglas en inglés). Si usted se preocupa de que su hijo quizás tenga uno, entonces se le debería evaluar en su idioma principal. La investigación indica que los niños bilingües que tienen un SLD manifestarán retrasos similares en ambos idiomas. Idealmente, tales niños recibirían servicios de intervención en ambos idiomas. Es posible que haya disponible un terapeuta que habla la lengua de la familia de usted. Si no es así, entonces hable con su proveedor de servicios sobre actividades específi cas que puede hacer usted con su hijo, tanto en inglés como en la lengua de su hogar

Boletín relacionado

Animar a los bebés y niños pequeños bilingües
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail