Las evaluaciones frecuentes ayudan a usted y a los demás miembros del equipo de Intervención Temprana (E.I. por sus siglas en inglés) a comprender los cambios en los talentos, necesidades, intereses y habilidades de su hijo. El Programa de E.I. de Illinois fomenta la colaboración de equipos, en que las familias y los proveedores de servicios son socios iguales. ¡Usted conoce a su hijo mejor que nadie más! Junto con el resto de su equipo, usted podrá analizar el desarrollo de su hijo a través del tiempo. Las evaluaciones frecuentes ayudan al equipo a planear y desarrollar servicios de E.I. que respeten la cultura y los valores de usted.

¿Sabía usted que evalúa a su hijo todo el tiempo?

Usted nota lo que el niño intenta hacer y lo que hace fácilmente, lo que le gusta y lo que no. A lo mejor usted sabe cómo su hijo aprende mejor y cuándo necesita alguna ayuda. Observa y responde a los intereses, necesidades y habilidades de su hijo todo el tiempo; en casa, en el parque y en el supermercado. Y como su bebé o niño pequeño está creciendo rápidamente, los demás miembros del equipo necesitan escuchar regularmente sus comentarios. ¿Han cambiado las rutinas de su hijo? ¿Qué le parece importante que el niño aprenda ahora?

Las evaluaciones pueden ser formales o informales.

  • Las evaluaciones pueden realizarse de manera informal. El equipo de E.I. cuenta con las observaciones de usted acerca de las rutinas familiares de su hijo, como el juego, el baño y la cena. Puede que le pidan describir lo que observa; o usted podría usar una lista de chequeo para llevar la cuenta de los puntos fuertes y las habilidades nuevas de su hijo.
  • Las evaluaciones también pueden ser formales. Su equipo puede usar documentos, o instrumentos, de evaluación para medir las habilidades de su hijo y compararlas con lo que hacen la mayoría de los niños de la misma edad.

El punto de vista de usted es muy importante.

Los demás miembros del equipo necesitan conocer las preocupaciones que usted tenga acerca del desarrollo de su hijo. ¿Es buen momento para que su bebé aprenda a andar a gatas? Si el niño tiene uno o dos años, ¿cree que ya es hora de enseñarlo a usar una cuchara, o de empezar a entrenarlo a dejar de usar pañales?

La evaluación es continua.

Las familias tienen diversas metas para sus hijos. También tienen expectativas diferentes acerca de cuándo se deben alcanzar ciertos hitos del desarrollo. Colaborando activamente con el equipo que observa y evalúa a su hijo, usted asegurará que el equipo se enfoque en resultados importantes que sean significativos para su familia. Las evaluaciones frecuentes ayudan a todos a ver cuánto los servicios han ayudado a su hijo.

Boletín relacionado

La evaluación de su hijo
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail